Quienes Somos

 

Apasionados a la caza desde que tenemos memoria, somos un equipo familiar formado por tres personas, cada uno tiene su función en esta tarea, cada función y cada persona son igual de importantes para lograr nuestro objetivo final.

Siempre nos ha llamado la atención el olor al monte, a sus plantas, el olor que desprende el romero, el ruido que hace los matorrales al pasar velozmente los animales, el suspense, la intriga y la adrenalina que suponía entrarte en la aventura de la caza. Diversas escopetas, diversos terrenos de caza, hemos tratado con varias razas de perro, hasta que vimos la perfección en un perro.

Llevamos más de 40 años conviviendo con Spaniels Bretón, aunque me crie ayudando a mi abuelo y mi padre a criar y adiestrar a estos perros, cuando empecé mi primer pensamiento fue que no era un perro que servía para cazar, porque era tan noble, tan sumamente cariñoso, que no le veía maneras de cazador, solo quería quedarme en sentado en mi cama abrazándolo y acariciándolo.

Cuando el perro salía al terreno de la caza, mi pensamiento cambiaba, me quedaba perplejo. No podía cerrar ni los ojos ni la boca, al ver como rastreaba, como olía los matorrales, su plante tan bello que tenía; las muestras que hacía cada dos por tres, Me enamoré de estos perros, simplemente me enamoré.

Con 14 años, decidí criar yo mi propia camada, sin apenas ayuda de mi padre y abuelo, ya que quería sentir lo bonito que era criar estos perros yo solo.

Empecé criando únicamente con una pareja de perros, la primera camada que crie fueron de 9 perros, ¡impresionante!, nunca había visto parir tantos perros a la vez. Me quede con la perra durante toda la duración del parto ¡10 horas de parto! La perra, era primeriza, se asustó o simplemente se vio incapaz de criar y amamantar a tantos cachorros. Y me acuerdo las noches en vilo, las horas sin descanso junto a mi madre amamantando con biberón a cada perro y darles calor, ya que se movía y se iban fuera de la manta que les pusimos.

4 cachorros los regalé, me quedé con 5, con ellos empecé a enseñarles cosas básicas, siéntate, estate quieto, ven aquí, o mear cuando los paseaba. A ser mi primera vez que costó muchísimo criar 5 cachorros a la vez, pero con muchísimo esmero y paciencia lo conseguí. Posteriormente empecé a llevármelos al campo, que lo olieran lo sintieran, con ayuda de mi padre empecé a enseñarlos a cazar. Decidí entonces seguir con esta herencia de criar estos perros, pero con mi propia línea Spaniels Bretón DeAbel.

Poco a poco fuimos teniendo más perros, algunos los regalaba, otro los vendía a los cazadores de mi coto ya que los vieron cazar y les gustaron y otros me los quedé.

Estéticamente bellísimos, su inquietud, facilidad y ganas de aprender ordenes de su dueño, su gran olfato, sentido de perfección,  tamaño reducido ideal cualquier tipo de vivienda y facilidad de transporte, todo esto es una de las cosas que los caracteriza , no solo podía ser un perro para la caza.

 

Desde 1998, empezamos a elegir, entre nuestros mejores perros, los que destacaban y a raíz de ellos, los llamamos DeAbelK3.

 

Fuimos criando más perros con el paso del tiempo, fue lentamente ya que nos gustaba disfrutar de los perros, también porque los perros no son máquinas de reproducción, tienen que tener sus temporadas de descanso y sus celos normalizados correctamente.

 

Con el tiempo, descubrimos que, aunque siempre fuimos unos apasionados por la caza, me apasionaba más criarlos y adiestrarlos en cualquier faceta, ya sea de caza, adiestrar con ordenes básicas de la casa, ser perro trufero, perro de cetrería, perros buscadores, simplemente me apasione de las diversas capacidades que poseían estos perros y la nobleza y cariño que poseían.

 

Por eso mismo, empecé a homologarme como un criador oficial, convertir mi pasión de adiestrar y especializar a estos perros cada vez más, gracias a sus grandes facetas, convirtiendo mi pasión en mi oficio.

Nuestro objetivo, no es criar perros como si fueran un producto en serie, ¡no!, porque hablamos de animales, seres vivos, y como he dicho anteriormente, no son máquinas de reproducción son Seres vivos, que viven, respiran y te dan un amor incondicional.  Son como un hijo, sobre todo cuando son cachorros, son como un bebe, depende de ti para su educación su seguridad y sobre todo para sobrevivir.

 

Pues, nuestro objetivo, es, criar estos perros, adiestrarlos, enseñarles cada vez mejora exprimir sus cualidades y poder disponer de cachorros iniciados, aunque en alguna ocasión enseñar algún perro hasta su madurez, nuestros perros no son ni para exposiciones ni para perros de belleza, son perros de caza y para la caza.